Entrada anterior
Entrada siguiente

Volverá el 15-M

Se cumplen diez años del 15-M, un movimiento social que removió las conciencias de nuestra sociedad. Hoy, un periodista me preguntaba si presenciaremos la segunda parte de los indignados o, en términos peyorativos de los "camorristas y pendencieros" de Esperanza Aguirre. Aquel movimiento, que en principio se proclamó apolítico y desideologizado, tuvo su réplica política en Podemos. Un partido astuto que recogió las proclamas de aquellos jóvenes y no tan jóvenes y consiguió, junto a Ciudadanos, romper los cimientos del bipartidismo. El movimiento 15-M dio lugar a las mareas. Mareas que protestaron, durante años, contra los recortes marianistas en materia sanitaria y educativa. Recortes abusivos, y sin escrúpulos, que adelgazaron la clase media, aumentaron la desigualdad social y deterioraron la calidad de los servicios públicos. La llegada de Podemos al Congreso de los Diputados supuso una voz de esperanza para aquellos "descamisados de Dragó", que pocos años antes protestaban en la Plaza Sol.

Durante estos años, las protestas del 15-M se han canalizado a través de las tribunas y despachos. Las fuerzas rojas del hemiciclo han clamado por la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la vivienda digna, la conciliación familiar, la igualdad en la protección social, los impuestos a la banca, la reducción de las condiciones para tener acceso a becas, la disminución de las subvenciones a la educación concertada y la defensa de una escuela laica, entre otras. Estas proclamas han servido de anestesia al activismo. Un activismo que en el último año y medio ha estado callado por las restricciones de la pandemia. Hoy, sin Pablo Iglesias al frente de la batalla, habrá cambios en el medio y largo plazo. El resultado electoral de Ayuso, en la Comunidad de Madrid, supone la punta de iceberg. Vuelven, en términos nacionales, los tiempos de derecha, el bipartidismo y los recortes merkelianos. Y vuelven porque la cabra tira al monte, porque la mona por mucho que se vista, mona se queda. Y porque la derecha, aunque diga lo contrario, barre – como la mayoría de partidos –  para los suyos.

Con una derecha férrea en el poder, una derecha apuntalada por las fuerzas de Vox, estamos ante las puertas de una dieta de adelgazamiento del Estado del Bienestar. Vienen tiempos de "apretarse el cinturón", tiempos de congelación del SMI, de las pensiones y del salario a los funcionarios. Estamos ante una clase trabajadora, alienada por el Low Cost, que ha normalizado su condición de "mileurista". Estamos ante un precariado determinado por los tigres asiáticos. Un precariado de verdugos y víctimas del sistema. Verdugos por la exigencia de precios bajos y el veneno de "comprar barato". Víctimas porque el precariado ha caído presa de sus propias exigencias. El mileurismo no se ha percato que consumo y salarios van correlacionados. Y no se ha percatado, y perdoden por la redundancia, que el dinero de las nóminas proviene del consumo. De un consumo que exige factores productivos baratos para que las empresas salven sus márgenes de beneficios y aumenten, por tanto, sus cuotas de mercado. Por ello, volverá. Y volverá con fuerza el 15-M. Volverá porque tiempos de derecha envueltos de recortes, low cost  y precariedad laboral se convierten en una olla a presión que, tarde o temprano, estallará.

Deja un comentario

4 COMENTARIOS

  1. Rosa

     /  15 mayo, 2021

    Son necesarios, los jóvenes no pueden estar alienados, sin futuro laboral, no debemos permitir retrocesos….

    Responder
  2. Jordi cabezas salmeron

     /  15 mayo, 2021

    Que asi sea

    Responder
  3. Juan Antonio Luque

     /  16 mayo, 2021

    Puede que vuelva el 15M, pero será de otra manera ya que este no supo (o no le dejaron) transmitir la realidad que nos toca vivir. Ahora toca reflexionar, analizar que se hizo mal y corregirlo. Porque nos jugamos mucho, principalmente los jóvenes.

    Responder
  4. Un buen artículo estoy de acuerdo contigo en todo. Ojalá la juventud espabile y se mueva en un tiempo. La derecha está empujando fuerte con sus artimañas y el gobierno va fuera pronto. Feliz domingo 💋

    Responder

Deja un comentario

  • SOBRE EL AUTOR

  • Abel Ros (Callosa de Segura, Alicante. 1974). Profesor de Filosofía. Sociólogo y politólogo. Dos libros publicados: “Desde la Crítica” y “El Pensamiento Atrapado”. [email protected]

  • Categorías

  • Bitakoras
  • Comentarios recientes

  • Archivos