Desde las tablas de la tribuna, el catedrático de antaño utilizaba siempre los mismos ejemplos para explicar a sus oyentes las vocales de la economía. Decía don José, con timbre grave y alta  gesticulación mientras deambulaba por el laberinto de sus discentes, que "el rumor" es como un virus que se propaga de voz en voz y debilita los tentáculos de la salud. Es a través de la tergiversación de la información, decía el maestro, como las aguas pacíficas de la economía se convierten en turbulentas y terminan hundiendo a los buques que las navegan.
Entre las pausas de don José. Manuel García - un alumno que se sentaba en la segunda fila –  levantó la mano y en medio del silencio sepulcral que reinaba en esas paredes de tanta sabiduría; afirmó en voz alta – ahora entiendo por qué el otro día mis padres salieron preocupados a hablar con Don Aurelio, el banquero de mi pueblo, para sacar a toda prisa sus pequeños ahorros, ante el rumor televisivo de posibles bloqueos de su dinero – . Ante tal afirmación, don José le dijo con mucha astucia a su discípulo. "Manuel, dile a tus padres que en las noticias de la radio han denunciado un incremento de robos en tu pueblo ante el aumento de dinero efectivo en las casas de los vecinos".

Si Krugman hubiese sido alumno de don José, probablemente se lo hubiera pensado dos veces antes de escribir la palabra tabú en su última columna en The New York Times. Parece mentira que un Premio Nobel de Economía anuncie cenizas antes de la quema. A las puertas del corralito, tal y como ha insinuado el docente de Pricenton desde la otra orilla del charco, ha abierto la dialéctica entre los simpatizantes de la profecía y los detractores de la noticia. Desde la crítica intelectual debemos reflexionar sobre tales afirmaciones provenientes de argumentos de autoridad para que no se repita la misma secuencia de los padres de Manuel;  cuando alarmados por las noticias de fueron a las ventanillas de Aurelio, para retirar a toda prisa los excedentes de toda una vida.
Es precisamente, este rumor intencionado basado en hipótesis exentas de evidencia empírica el que sacude a las aguas pacíficas de los lagos civiles. La ignorancia de los pueblos es el caldo de cultivo para que las creencias en las credenciales de las fuentes muevan los hilos de las acciones absurdas.

En palabras del Premio Nobel la salida de Grecia de la eurozona traerá consigo "Retiradas masivas de dinero desde los bancos de España e Italia para llevar el dinero a Alemania" y "tal vez, controles para prohibir transferencias de depósitos fuera del país y límites a las retiradas de dinero en efectivo". Dichas afirmaciones salidas de la boca de un líder mundial de la economía, invitan a miles de españoles a recordar con pánico las imágenes de millones de argentinos que allá por el 2001 rompieron literalmente los cristales financieros con el objeto de salvar sus ahorros de los muros de la Rúa. El recuerdo amargo de aquellas imágenes son la tentación presente de millones de ahorradores que heridos por el recuerdo argentino y movidos por el miedo krugmaniano han ido a sus bancos y cajas a extraer sus ahorros antes de verse enclaustrados entre los barrotes del corralito.

Después de once años de su bautizo, "el corralito" de  Antonio Laje ha vuelto a escribirse con fuerza en los rotatorios españoles. Decía este periodista en su columna económica del programa de Hadad que el corralito es como se conoce en Argentina a un pequeño recinto cerrado formado por caños o madera, en el cual se coloca al bebé para que descanse o juegue, siendo imposible que escape. Ojalá las palabras del respetable Krugman sean una analogía falaz y las características del momento no tiendan sus lazos a las circunstancias del ayer. Mientras tanto, seguiremos abrigados a la luz de la hoguera esperando que pase la noche sin tener que verle las orejas al lobo.

Enviar Imprimir
3 comentarios en “Miedos “krugmanianos””
  1. Conchita Lloria dijo:

    Hay mucho miedo, pues el miedo se ha inculcado desde la más tierna infancia, para que siempre esté presente en nuestras vidas y puedan utilizarlo cuando sea necesario activar el miedo para sus intereses.
    Todos recordamos el miedo al infierno.
    Pero también recordamos que siempre hay un salvador que nos perdona o nos salva.
    Y ellos son los que crean las condiciones de pánico en la ciudadanía y a la vez son los salvadores.
    Lo que sigo preguntándome es como esa ciudadanía puede llegar a ser tan manipulable, que se deja influenciar de esa manera por el pánico o por el miedo, no solo a perder sus ahorros, sino miedo al emigrante o miedo como decía antes al infierno, del que no creen que exista.

    Vota el comentario: Thumb up 4 Thumb down 0

  2. María Hombrado dijo:

    Me asusta la ola de pesimismo que asola el pais. Cada día comprendo más a zapatero, cuando no le daba la gran importacia que quizas tenia, pero quería evitar esta situacion que estamos viviendo de desánimo y resignacion colectiva. Esto es lo que ppretenden esta derecha antigua, mala y nacional catolica adiÓs con el sufrimiento que nos llevará al cielo. Abel me encantaría que echaras una mirada a Sevilla, de la que nos
    sinntiamos orgullosos por que habiamos pasado del mantón y la peina a un teatro moderno, a una opera maravillosa etc… pues nada ahora cada dos por tres una cofradía en la calle y una operación triunfo patetica. Por favor indaga un poquito en nueetro sitio. Saludos

    Vota el comentario: Thumb up 4 Thumb down 0

  3. Durruti anarquista dijo:

    Estimado compañero te respecto desde siempre. Tengo 70 años, anarquista desde los 16.De padre pastor trashumante. Sin estudios, es decir son papeles que los certificaran. Se educo en la universidad, entre comillas, de la AIT, como muchos miles de proletarios. Yo tampoco tengo estudios, no hay papeles que lo demuestren. A los catorce tuve que empezar en ese mismo oficio, mientas mi padre trabajaba en un Batallón de Trabajadores creando el puerto de Somport, vejado por los curas de nacionalcatolicismocatolico apostólico del la más feroz dictadura de aquella eporca.Lo historiadores así lo indican. No solo los anarquista, todos los rojos derrotados cualesquiera fuere su ideología.
    Haya que ir al fondo de la cuestión.
    1º Los lodos que tenemos hoy provienes de aquellos barros. En el año 1978 si hizo la Tanssicion.No fue modélica. Fue el paso de una dictadura fascista que masacro criminalmente a las clases desfavorecidas, principalmente de los rojos derrotados. Fueron cientos de miles los fusilados, encarcelados en centros de exterminio, en trabajos forzados, vejados por la iglesia nacionalcatolicaapostolica.aunque el dictador murió en la cama
    2º desde 1974 a 1976, España tuvo las movilizaciones y huelgas políticas más numerosas y extensas existentes en Europa) forzaron el fin de aquella horrible dictadura, de manera que, aún cuando el dictador murió en la cama, la dictadura terminó en la calle por las luchas de los trabajadores las estudios del tema indican que mas de otros fascismos de la época.
    2ºdecia a una democracia limitada. La repercusión he inicio fue la instauración de la Monarquía, impuesta por el dictador.
    3º Porque se inicia el movimiento 15M. Fundamentalmente por los jóvenes,
    .Uno de cada dos encuentra trabajo-
    4º Lo que no se ha movido un apéndice son los ricos, el uno por %-El resto 99% hambre miseria y paro.
    5º Este segmento de ricos tienen miedo de hacia dónde estás caminado. Sus instrumentos de intermediación los consideras extremistas y hoy mismo la Delegada del Gobierno de Madrid afirma que estas instrumentalizados estructuralmente y económica por los anarquistas. La tesis el equivalente anarquías es el caos.
    6ºlos jóvenes como terroristas. Era la criminalización de la juventud. El peligro de instalar de nuevo las prácticas represivas que vimos durante la dictadura existe hoy en España
    7º ¿Qué hacer¿ Ellos, el 15M ya tienen quince mil soluciones. Hay que apollarles.Volver a las estrategias y tácticas de la clandestinada.Octavillas, periodis creados por los obreros e intelectuales.
    Es muy grave lo que avecina. Movilización general.Debate sobre la Monarquía germen de todos los males de esta país y proceso Constituyente hacia la III república
    Salud.

    Vota el comentario: Thumb up 4 Thumb down 0

Escribe un comentario