• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

Rajoy, Podemos y Venezuela

Como saben, el gobierno en funciones ha celebrado el Consejo de Seguridad, una reunión que integra a las altas esferas del ejército y cuerpos policiales. El motivo del mismo no es otro que proteger la seguridad de los doscientos mil españoles afincados en Venezuela. La reunión del Consejo tiene lugar en la víspera electoral, a pocas semanas del encuentro con las urnas. Durante esta minilesgilatura de interinidad ejecutiva; la política exterior ha sido la gran olvidada de Mariano Rajoy. La ha sido, queridísimos pacientes, porque España ha perdido visibilidad en el escenario internacional. Rajoy prefirió quedarse en Madrid que asistir a la cumbre de líderes mundiales celebrada en Washington, un foro pilotado por Obama para tratar la seguridad nuclear y establecer medidas contra el terrorismo yihadista. Aparte de esta irresponsabilidad, el presidente en funciones tampoco ha mostrado gran entusiasmo en temas como la eventual salida del Reino Unido de la UE; ni siquiera ha hecho una gestión eficiente de la crisis de los refugiados. En suma, Mariano de Rajoy ha pasado de puntillas por los problemas internacionales; problemas como el terrorismo yihadista, el Brexit y las cuotas de asilo que afectan a los intereses españoles.

Tras seis meses de ridículo internacional, Rajoy decide convocar el Consejo de Seguridad. De repente, don Mariano se acuerda de que España forma parte del mundo, y decide convertirse en el salvador de los intereses encontrados en tierras venezolanas. La noticia sería brillante, si no existieran ríos de tinta acerca de la conexión entre Podemos y el chavismo. Es precisamente este interlineado del pergamino, el que invita a la crítica a reflexionar sobre el asunto. El desabastecimiento, el hambre y la violencia ponen en evidencia las consecuencias de un gobierno, presuntamente, asesorado por politólogos españoles. Politólogos de Podemos – en palabras del vecino – que supuestamente han recibido dinero de Maduro para que España se convierta en la Venezuela de Europa. Es precisamente este mantra, que sacude la espalda de Podemos desde que aparecieron en escena, el que se cruza en la campaña para tapar – en palabras del borracho – las vergüenzas del Pepé.

Si Podemos no hubiese "tonteado" con Maduro quizás, dicen las lenguas callejeras, la crisis venezolana hubiese pasado desapercibida en las cloacas mediáticas. El otro día, para no ir más lejos, me dijo Esteban – un periodista afincando en Bruselas – que por la Europa del norte casi no se habla de Caracas o, al menos, se habla con menos intensidad que en nuestra orilla. Lo cierto y verdad, queridísimos lectores, es que Rajoy acude a la campaña más debilitado que nunca. La deuda merkeliana y, sobre todo, su carta a Juncker; ponen en evidencia que su gestión económica no es tan buena como parecía. Es por ello por lo que interesa darle bombo al tema de Venezuela. Aunque Soraya diga que los asuntos de Maduro siempre ha preocupado a La Moncloa. También preocupa el terrorismo yihadista y, sin embargo, Rajoy no acudió a la cumbre de Washington en defensa de los suyos. Son precisamente estas diferentes barras de medir; las que invitan a la crítica a pensar que nos toman el pelo con "la excusa" de Venezuela. Así las cosas, durante la campaña tendremos, probablemente, a Maduro hasta en la sopa. Se hablará mucho de Maduro, Leopoldo y Podemos. Se hablará tanto, queridísimos lectores, que desde los foros peperos se olvidarán del paro, la deuda y otros males que azotan a nuestra orilla.

Deja un comentario

4 COMENTARIOS

  1. Ciertamente hay diferentes barras de medir según lleguen las elecciones…

    Responder
  2. Juan García

     /  30 mayo, 2016

    «Si Podemos no hubiese “tonteado” con Maduro…». ¿A usted le consta Abel que Podemos ha “tonteado” con Nicolás Maduro? Un saludo.

    Responder
    • Estimado Juan. Si usted lee el artículo completo se dará cuenta que la frase "tontear" con Maduro; se refiere a los "ríos de tinta" que se han escrito sobre la hipotética conexión del partido de Iglesias con el Chavismo. Por ello, Juan, "tonteado" aparece entrecomillado, por el supuesto daño que le han hecho a Podemos, algunos medios españoles. Daño por sus presuntas conexiones con Venezuela. Precisamente, denuncio el oportunismo aparente de algunos partidos en querer meter el Chavismo en campaña. El chavismo como buque insignia para evitar hablar de las vergüenzas españolas.
      Espero haber aclarado su duda.
      Un saludo.

      Responder
  3. Juan García

     /  31 mayo, 2016

    Gracias por la aclaración. Un saludo.

    Responder

Responder a Mark de Zabaleta Cancelar respuesta