• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

La carcajada

elmundo_200Decía Borges que mientras los libros son para el recuerdo, los periódicos son para el olvido. Desde la crítica debemos reflexionar sobre las portadas que decoran los vertederos de la realidad. El escaparate de El Mundo del 22 de junio pasará a las bolsas de la basura por el contraste satírico entre la carcajada de Guindos y el titular de su cabeza. En tiempos de caras largas, la risa se convierte en la protagonista de las angustias civiles. En el zócalo de la portada se vislumbran los brotes nacionalistas de la Universidad del País Vasco ante la medida ocurrente de  crear la figura del "susurrante" como mecanismo distintivo para premiar a aquellos que codifiquen sus ideas con los signos del Euskera. La columna de la derecha abre los paisajes de la noticia a las declaraciones ingeniosas de la señora Aguirre. La "supresión del TC", en declaraciones de la presidenta madrileña,  pone en evidencia la sed de venganza de la derecha ante la legalización de Sortu. Una vez más, las voces de Rajoy lanzan sus sables contra el tejido institucional de la justicia – recuerdan ya lo hicieron con Bildu –  rompiendo los hilos finos de la tolerancia. En los balcones de la fachada encontramos en el lado de la izquierda el recorte de Ronaldo como si fuera un ramo de flores colgando de los voladizos de Sevilla. En la misma barandilla cuelgan los versos de Gamoneda y las películas del verano. Cuelgan como botijos llenos de vino para olvidar las penas del mileurista ante la indignación por los 62.000 millones de euros que "bastarían" a la banca para salvarla de su "desastre". Vaya es hora de sacar la basura.

Deja un comentario

3 COMENTARIOS

  1. pan de ayer

     /  24 junio, 2012

    ¿Cuándo vamos a dejar que los políticos se rían de nosotros, los bancos nos dejen de robar y los corruptos se paseen por la calle como las personas más honradas?
    ¿Hasta cuando nuestra paciencia aguantará tanta farse e hipocresía?
    ¿De qué se ríe Sr. ministro? Usted y muchos como usted son los cupables de lo que pasa a España y lo crea o no tarde o temprano todo se paga. Siempre gana el que ríe el último.
    Con 62.000 millones de euros se crearían muchos miles de puestos de trabajo, pero eso no les importa a ustedes, a ustedes no les importa que miles de familias sean desahuciadas día tras día, que la juventud no tenga futuro, que mucha gente no tenga nada que comer. No no le importa señor ministro, usted tiene coche que se le pagamos todos, tiene un sueldo grandísimo que no se merece y tiene muy poco de humano cuando apoya al ladrón y desampara al débil. No merecemos los españoles que el gobierno nos trate así, o ¿sí?

    Responder
  2. Paco

     /  25 junio, 2012

    Yo también me reiria si cuando hago un trabajo todo me sale a pedir de boca, como parece ser que le esta saliendo al sr. ministro y a todos sus secuaces después de haber hecho un buen trabajo para los amos a los que sirve.
    Y si ademas el personal afectado (por este Trabajo) que son los que le han puesto de ministro, (por desgracia para ellos) parece ser que está “tan agustito” como cantaba en una fiesta un afamado matador de toros.
    Seguro que los amos a los que sirve, le felicitaran por su labor y le animaran a seguir en la senda marcada.
    Ojala que con el tiempo y cuando el pueblo despierte de esta siesta tan tipicamente nuestra en la que está inmerso, la sonrisa se vuelva una mueca por que no pueda seguir trabajando tan bien para sus amos y el pueblo soberano le ponga en el lugar que por su “trabajo tan bien realizado” le corresponda.

    Responder
  3. jos

     /  9 julio, 2012

    aquí en montilla tenemos unos políticos del mismo partido del gobierno que manda en españa y lo están haciendo tan mal para los trabajadores y los que estamos parados , su interés es darle al que más tiene y llenarse sus bolsillos y hacer poco por el pueblo que los votó, es lo único que le interesa a este alcalde que tenemos , le importa muy poco que vallan a pedirle trabajo a su despacho, dice que no hay dinero y luego lo gasta en pegos que no sirven para nada solo para llenar los bolsillos de ellos y de sus allegados

    Responder

Deja un comentario