Entrada anterior
Entrada siguiente

Historia y postverdad

Leo, en las páginas del vertedero, que "El PP recibe críticas por el acto de Casado con el exministro Camuñas". Críticas por el silencio del líder popular ante las declaraciones del exministro de UCD y padrino de VOX. Según este señor no fue un golpe de Estado lo que provocó la Guerra Civil sino el gobierno de la República. Estas declaraciones, contrarias al hecho histórico, nos sitúan ante una reflexión sobre la Filosofía del Lenguaje. Decía Wittgenstein que "los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo". La realidad es una construcción social. Somos nosotros, a través de las palabras, quienes creamos las narrativas históricas. Narrativas edificadas con términos inteligibles para una comunidad concreta. Así las cosas, los conceptos de tales relatos son claves para que la Historia resista la evolución de los mismos. El término "Monarquía", por ejemplo, aunque sufra ajustes y reajustes, a lo largo del tiempo, debe permanecer inmóvil en cuanto a su esencia. Aunque la Monarquía Absoluta, de los tiempos medievales, sea distinta a la parlamentaria; tanto en una como en otra existe, como variable fija, la transmisión genética del poder. Si esta constante cambiara, cambiaría el sino y fiabilidad de la Historia.

En las últimas semanas, asistimos a una alteración de la esencia que sustenta los términos históricos. Lo hemos visto con Cuba, por ejemplo. Mientras unos mandatarios, en medio de las revueltas, calificaban el régimen castrista de dictadura, otros – sin embargo – lo calificaban de democracia. Y otros, como el Presidente del Gobierno, ni siquiera utilizaban un término concreto para nombrarlo. Este ejemplo pone la voz de alarma ante la gravedad que esto supone para las narrativas históricas. Si los conceptos básicos de la Ciencia Política – dictadura, democracia y monarquía, entre otros – son cuestionados, el andamiaje de los pueblos corre un grave peligro. Y lo corre, queridísimos lectores, porque la Historia perdería el rigor que la define. Un rigor definido, no por la objetividad de sus fuentes, sino por el uso de los términos en la construcción e interpretación de los relatos. La pérdida de las esencias conceptuales, nos ubica ante un terreno de postverdades históricas muy difícil de salvar.

Las palabras de Ignacio Camuñas atentan contra las esencias, que decíamos atrás, y ponen patas arriba todo el amueblado de nuestra historia reciente. Su declaración cuestiona el golpe de Estado como concepto político. La admisión de su nueva interpretación, por parte de la comunidad histórica, supondría la reinterpretación de todos los "supuestos" golpes de Estado a lo largo de la historia. Esto nos ubicaría ante un tribunal de juristas conceptuales cuyo fin, no sería otro, que limitar las barreras que separan los conceptos políticos. En este caso, por ejemplo, el tribunal delimitaría los requisitos esenciales que debe tener un golpe de Estado para que sea considerado como tal. Con estos mimbres, las declaraciones de Camuñas caerían en saco roto. Un saco roto que evitaría malos rollos históricos, tergiversaciones políticas y, lo más grave de todo, la conversión de la Historia en un relato de términos relativos, ideologizados y tóxicos para la sociedad del conocimiento. Estamos ante un problema complejo que, si no se soluciona pronto, destruirá el objetivo de la Ley de Memoria Democrática.

Deja un comentario

1 COMENTARIO

  1. Juan Antonio

     /  23 julio, 2021

    Estamos asistiendo al auge de la mentira sobre nuestra historia reciente. Las declaraciones de este hombre dejan muy a las claras lo que fue la transición del franquismo a la democracia. Todos estos añoran aquellos años en que sus privilegios estaban por encima de todo y todos. Patético el viraje que esta tomando la derecha española y sus palmeros.

    Responder

Deja un comentario

  • SOBRE EL AUTOR

  • Abel Ros (Callosa de Segura, Alicante. 1974). Profesor de Filosofía. Sociólogo y politólogo. Dos libros publicados: “Desde la Crítica” y “El Pensamiento Atrapado”. [email protected]

  • Categorías

  • Bitakoras
  • Comentarios recientes

  • Archivos