• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada siguiente

Sánchez en la encrucijada

Hace uno días escribía, en los pergaminos de esta casa "La Europa insolidaria", una columna que criticaba los puntos débiles de la Unión Europea. Decía que estamos ante una Europa a dos velocidades. Una Europa con intereses contrapuestos entre el Norte y el Sur. Hace diez años, por estas mismas fechas, España vivía una crisis galopante que puso en evidencia quién mandaba en los aposentos de Bruselas. Las políticas merkelianas se impusieron a las socialdemócratas. Una imposición que trajo consigo el desmantelamiento del Estado del Bienestar. Un desmantelamiento, sin escrúpulos, que dejó herida de muerte a la clase media española. El "Decretazo" de Zapatero, de mayo del 2010, supuso el fin del zapaterismo y el triunfo del PP. Los votantes socialistas castigaron la "derechización" de ZP. Una herida, a la socialdemocracia, que ha tardado casi una década en cicatrizar.

Artículo completo en Levante-EMV

Deja un comentario