Entrada anterior
Entrada siguiente

El puzle hipotecario

1- Los bancos
Lo tienen muy claro. Su negocio es prestar dinero a cambio de un beneficio. La dación en pago solamente les crearía inestabilidad a las partes de su sistema. Para los futuros compradores de viviendas, la medida supondría: un endurecimiento de las condiciones del crédito. Una vuelta de tuerca más a los potenciales prestatarios ante el elevado riesgo de frustrar el negocio de sus prestamistas. Para admitir la dación, los bancos necesitarían unas garantías por parte del Estado similares a EEUU. Garantías estatales ante el alto riesgo de almacenar activos inmobiliarios ,procedentes de supuestas entregas de llaves. Una solución viable – decía esta mañana el banquero de la esquina – sería; una dación en pago sujeta a segmentos de las hipotecas, dicho de otro modo, vincular la entrega de llaves a un mínimo de capital amortizado. Ejemplo: un 70% del pago de la hipoteca y carecer de rentas familiares superiores al 75% del SMI.

2 – La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)
Son las víctimas de la crisis. Compraron sus casas en tiempo de bonanza económica pero las adversidades del momento no les han permitido sufragar sus obligaciones de pago. Entre sus reivindicaciones están: la dación en pago y la paralización de los desahucios. Consideran que las causas objetivas de la coyuntura presente obstaculizan el pago de sus hipotecas. Quieren pagar pero no pueden. El movimiento ilustra, un día sí y otro también, a través de los medios de comunicación noticias referidas al drama de los desahucios: suicidios, ataques de ansiedad, llantos.. 
Entre sus logros destacan: la Iniciativa Legislativa Popular (ILP). Iniciativa solicitando la dación en pago retroactiva, la moratoria de todos los desahucios y la promoción del alquiler social.
Entre sus fracasos: el rechazo de la  dación en pago por la nueva Ley Hipotecaria que saldrá a la luz en los próximos meses.

3 – El PP
Desde que comenzó el drama de los desahucios, el PP se ha mostrado contrario a la dación en pago. La admisión a trámite de la ILP se hizo a regañadientes. Se aprobó en el último instante de la sesión parlamentaria, ante la presiones de la calle y el drama de los suicidios. La presión del sistema financiero pone contra las cuerdas al gobierno de Rajoy. El desmantelamiento del Estado del Bienestar y el rescate a la banca mediante las pasadas inyecciones a Bankia, reflejan hacia dónde barre la escoba de la derecha.
A la Plataforma Afectados por la Hipoteca, el PP les ha dado una de cal y otra de arena. La de arena: admisión a trámite de la Iniciativa Legislativa Popular. La de cal: prohibir la dación en pago retroactiva. Ésta, tendrá que esperar cientos de escraches para que se haga realidad.

4 – El PSOE
El partido de Rubalcaba siempre se mantuvo en contra de la dación en pago en los términos – del todo o nada –  planteados por la PAH. Su principal debilidad ha sido su silencio durante sus ocho años de gobierno. Durante su mandato no plantearon ninguna medida ante el drama de los desahucios. Apoyaron para que la ILP se admitiese a trámite parlamentario pero nada más. Finalmente se han abstenido en la aprobación del proyecto de Ley Hipotecaria presentado por el Ejecutivo. Dicho de otro modo: no se han pronunciado ni en contra ni a favor de la medida. En tierra de nadie, como diría José.

5 – IU, ICV-EUiA y CHA
Este grupo siempre ha defendido la dación en pago. Ha sido el colectivo que más próximo ha estado al movimiento popular de la PAH. Han votado en contra del proyecto presentado por el Ejecutivo. Consideran que el proyecto de Ley Hipotecaria es un parche más de Rajoy para acallar las bocas, temporalmente, a la PAH. Consideran que los bancos son los principales responsables de esta crisis y los ciudadanos unas víctimas del sistema financiero. Desde que estalló el Movimiento 15-M y sus derivados actuales siempre han estado al lado de la calle. “Se han mojado”.

Artículo relacionado:
Los Martínez

Deja un comentario

1 COMENTARIO

  1. Julián Serrano

     /  7 abril, 2013

    Hacia dónde tira la derecha esta muy bien expresado y todos lo sabemos. Lo que es inadmisible es la no tan ambigua posición de un partido socialista dado que fue la Chacón de la administración de Zapatero la que agilizó los deshaucios vía ley y vía crear juzgados específicos.

    Responder

Responder a Julián Serrano Cancelar respuesta