• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

Derechización

En época de vacas gordas – recordaba esta mañana, el vendedor de "los iguales" – la tijera aznariana, recortó hasta la médula: los logros alcanzados por las filas de Felipe. El castigo de la Izquierda a la desideologización de Zapatero, ha servido para que el discípulo de José María; barra para los suyos con la escoba de la  izquierda. Sin duda alguna – exclamaba Jerónimo, mientras apagaba la colilla – la Hispania de hoy: ha sacado el pedigrí de los felinos "thatcherianos". Es ideología y no recortes, la que siembra de espinas la "derechización", que en su día otorgó el cetro, al Merlín de la Moncloa. El cierre del grifo – en palabras de Antonio, el cuñado de Josefa – ha hecho que los "pringados de siempre" – se refiere al rebaño de los mediocres – descendamos al sótano olvidado, de los tiempos de Paquito. Son precisamente, las hipótesis de Marx las que invitan a la Crítica a solicitar conciencia de clase al ejército de reserva.

La frase falaz: "hemos gastado por encima de nuestras posibilidades", ha servido a las trincheras de la Derecha, para ayudar a los bancos en la lidia contra su crisis. En días como hoy, el llanto de los "rojos" se convierte en las lágrimas del verdugo al final de la tortura. ¿Qué políticas hubiese hecho la derecha sin la crisis por en medio? Las mismas, querido amigo, que hizo Aznar en sus tiempos de alegría – contestó un Antonio enfurecido-.

El recorte en tricornios y medallas situó a los barrios adinerados de las periferia madrileña, en manjares de tentaciones para los "chorizos" de la calle. La "tartana" del Yakolev,  refleja el estigma y el afán de la gaviota por adelgazar el cinturón de las arcas de lo publico. Es, querido Antonio, el clientelismo político de la derecha casposa y retrograda de siempre, el que mira a los suyos por encima de los todos. Sin crisis mediante, la libertad neoliberal seguiría por encima de la igualdad socialdemócrata. Sin vacas flacas en el prado, el Mercado seguiría por encima del Estado. Con dinero por en medio – seguía un enérgico Jerónimo -, la cuentas se cuadrarían por el lado de los débiles. Sin crisis mediante, las privatizaciones en pupitres y ambulancias abanderarían los mástiles de la nobleza. Es la Derecha y no los recortes – o dicho de otro modo – la causa y no la excusa, la que nos sitúa en un escenario de desahucios, paro y suicidios en los titulares de la mañana.

La Crítica intelectual debe aflorar, los cadáveres que se esconden en el fondo de los mares. Es precisamente, la escarcha del "analfabetismo ideológico", imperante en nuestros días,  la que no deja ver las señales que nos guían en el tránsito por la vida. El servilismo de la prensa al clientelismo de partido, ha hecho de las fuentes del demócrata, un veneno paulatino para el ideario colectivo. El envenenamiento de los cuerdos por las mentiras de las élites nos lleva un día sí y otro también, a reflejarnos en los mismos espejos de Venezuela. El "maquillaje democrático" de los cielos de Caracas inundan de tempestades y huracanes las luces apagadas al final de nuestro túnel. La misma "niebla" espesa del incomprendido Stephen,  ha empañado los ojos de millones de españoles, en una cárcel construida con los barrotes de sus creencias. Triste.

Deja un comentario

1 COMENTARIO

  1. jserrac

     /  8 enero, 2013

    Preguntémonos también que política hizo ZP con respecto a los bancos. Eso fué la derechización de la izquierda.

    Responder

Responder a jserrac Cancelar respuesta