• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

Adiós Esperanza, adiós

Después de casi una década acariciando la erótica de decidir. La Margaret de Madrid ha puesto punto y final a su periplo por el poder. La familia y la enfermedad – supuestamente curada -, han sido los mimbres determinantes para la cocina del titular. "Aguirre Dimite". Dimite la misma señora que trató de "perroflautas", "camorristas y pendencieros" a los indignados de este país. "Aguirre deja el cargo". Deja el cargo, la misma mujer que consideró a los interinos como unos individuos que "entran a dedo y sin preparar oposición". "Esperanza dice adiós". Dice adiós la misma recién levantada, con calcetines y tacones, que relató a la prensa su mala experiencia en los pasillos de Bombay. "Ha caído Aguirre". La misma "Dama de Hierro" que al otro día de la Huelga General, afirmó que: "los sindicatos caerían como cayó el muro de Berlín.

"Aguirre abandona la Comunidad de Madrid". La abandona después de radicalizar el proceso privatizador emprendido por Aznar. Después de llevar a la cola del INEM a miles de interinos, y dejar endémicas las aulas de su región. Esparanza recoge sus maletas, tras fracasar en su intento por arrebatar el cetro a Rajoy. Se va Aguirre. Se va después de planificar concienzudamente su sucesión. Se va la rubia de Madrid sin decir adiós; sin saber con claridad si volverá cuando caiga en las urnas las barbas de su mentor.

Aguirre dice adiós. La misma exministra de Educación que confundió – según las leyendas urbanas de Madrid –  al escritor Saramago por Sara Mago.  Se va – no sabemos si para siempre o para un rato – la nieta de José Gil de Biedma –  tercer Conde de Salpúveda – y la prima de Okua Leele.Esperanza dice adiós a la política. Dice adiós, a punto de concluirse el primer aniversario de Rajoy sin caer ante las zancadillas de sus pies.

Adiós Esperanza, adiós. Te vas de la política después de firmar el contrato de tus sueños. A punto de crear 260.000 puestos de trabajo directos y rescatar los viejos humos a Madrid. Te vas tras ver a Gallardón jurar la Constitución y escalar por encima de las montañas del poder. Te vas con lo que más te ha gustado de ti. Ser la sombra de Rajoy.  Estar por encima de él en todas las portadas de este país. Te apartas del nubarrón justo en el momento cuando la imagen del PP empieza a caer en las encuestas de este país. Te vas con el recuerdo de aquel "Tupper" que voló derecho hacia ti. Te vas, después de eliminar las becas de comedor. Después de cortar las becas para libros y después de exigir uniformes en los colegios de Madrid.

Aguirre se retira. Se retira con las lágrimas del camarada, los llantos del burgués y el canto de Benedicto XVI. Se retira con los aplausos de Rajoy y la sonrisa de Gallardón. Se nos va con una mano delante y la otra… Se retira para beneplácito del PSOE. Se retira el bastión que no pudo derruir la dialéctica de Simancas. Se va, la política del Tamayazo. La primera presidenta del Senado. Dice adiós al poder, la  concejala de Madrid. La misma mujer que hace oídos sordos a "Salvemos Telemadrid". Se va de la política – "por el momento" o para siempre – la señora que confundió a Dulce Chacón con la escritora Dulce María Loynaz. Adiós Esperanza, Adiós.

Deja un comentario

1 COMENTARIO

  1. Antonio de la rica

     /  18 septiembre, 2012

    Se va la mas repugnante de lo que en política se puede hacer y decir…..no la echaremos de menos los ciudadanos de a pie otra cosa son los del PSOE…

    Responder

Responder a Antonio de la rica Cancelar respuesta