• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

la frustración electoral

A pocas semanas de la visita papal a Madrid. En este país ya tenemos un nuevo mártir. La beatificación de "Camps" necesitará el beneplácito del banquillo popular para engrosar las listas santorales de la ortodoxia cristiana. La decisión del "señor de los trajes" está siendo vendida a la galería social,  como un gesto de "grandeza", en palabras del líder  conservador, para que la "ejemplaridad" de su "amigo Paco" sea un precedente de "responsabilidad política" y poder así,  solicitar a gritos "la cabeza" de Rubalcaba.

El intento por parte de la bancada popular de establecer la analogía falaz entre "la causa de los trajes" y el "caso faisán" es una maniobra más, por parte del "ex-registrador de Santa Pola",  para tergiversar y crispar el escenario político en pro de su egoísmo electoral. Mientras el señor Camps tendrá que ir al banquillo popular, salvo que asuma su inculpación, poco probable que así sea. El candidato socialista no tiene ninguna cita pendiente, o mejor dicho, ningún  banquillo otoñal esperándole para tomarle declaración. Por tanto, equiparar ambas cuasas judiciales, utilizar el mismo rasero para realidades distintas, es una muestra más de la demagogia del "saber hacer"  neoliberal. El intento por "cargarse"  a Rubalcaba, denota el mecanismo de defensa, o dicho de otro modo, el escudo de la derecha  ante el nerviosimo que les despierta el avance metroscópico del candidato de la izquierda.

La dimisión del "President", no allana el terreno azul de los conservadores, aunque sí amortigua la caída. La coincidencia del hipotético supuesto de "elecciones anticipadas" estará eclipsado con la coincidencia en el tiempo del jucio popular. A pesar de que el compareciente ya no declarará con los galones en la solapa. El "soldado raso del consell", seguirá siendo visto como "Camps",  con la consiguiente reactivación de la herida abierta en aquellos miles de valencianos que votaron "campsismo" y en menos de dos meses, encontraron "fabrismo".
Una vez más, la "mentira electoral" en el sentimiento popular.´¿Se dirigió Camps en su discurso de despedida a su pueblo soberano? la respuesta tajante es NO. No hubo un gesto de arrepentimiento, ni siquiera un "lo siento señores" por haberles traicionado. Todo fue un "me voy por salvar a Rajoy". Pero, y sus votantes, ¿no pintan nada en este entierro?

Después de "cuarenta largos minutos" desde el anuncio de su dimisión. Canal 9, la radiotelevisión "pública" valenciana,  fue la última en informar el mayor órdago jamas vivido contra su línea editorial. El titular de la tarde no podía maquillarse con el juego sucio de la retórica  pero la demora en su difusión demostró, una vez más,  la parcialidad como praxis cotidiana del "cuarto poder de la Generalitat".
El jarro de agua fría tambaleó el servilismo de la "cadena campsista" y la postnoticia sirvió para completar aquellos "¡35 escuetos segundos!" que tan sólo,  días atrás dedicó la cadena valenciana para narrar el notición político del verano, sin mencionar al protagonista por antonomasia, ¡Francisco Camps!. ¿Dónde está la deotonlogía profesional?.

La caída del "campsismo" para evitar el tropiezo del "marianismo" ha sido la verdadera maniobra de esta ejemplaridad llamada "dimisión". Por favor señor Ratzinger,  beatifique cuanto antes a este mártir; no le haga más sufrir, y concédale el "milagro de la inocencia" para amortiguar el dolor de miles de fieles que rezan cada día, desde el banquillo de sus hogares para calmar la ira de su "frustración electoral".

Deja un comentario

4 COMENTARIOS

  1. Jerónimo Mu&n

     /  23 julio, 2011

    Abel, me gusta como escribes, tus reflexiones, y tú facilidad de expresión y comprensión,ya que lo desarrollas como una gran lección Magistral, por lo tanto me identifico con tus articulos, sigue así ya que harás un gran bién a la Democracia, ya que se necesita que no solo cuenten la urnas que ya es importante, pero que cuando vallamos a votar lo hagamos desde la responsabilidad,por lo tanto en toda España estamos faltos ,de conciencia de clase,conciencia Sociopolítica, Economica,Medioambiental etc. por tanto yó desde mi posicion de Ciudadano pero no de consumidor, que con esa etiqueta nos han dejado,con la manipulación de la actual Democracia, yó prefiero una Democracia más participativa y más coherente, donde las personas,seamos mas humanas,más dadas a la solidaridad y a las virtudes más inerentes del Ser Humano. La corrupción que se ha infliltrado en algunas capas Sociales, tú sabes que és parte de la Cultura Mediterranea,ó judeo-cristiana. También es verda que donde más hay es en los partidos de derechas ya que se creen con la Legitimidad de poder hacer uso de la misma. Si miraramos la historia de los Siglos XVI al XX , mejor dicho desde la Reconquista hasta nuestros dias,nos encontrariamos con todos los expolios de los vienes Publicos,Locales, Forestales etc.por todo esto habria que ir a una Politica más del Ciudadano y no de unos intereses de las grandes Familias, que mirando su Arbol Genealogico, y su trayectoria Historica no tiene ningun desperdicio en cuanto a los grandes expolios Historicos. Por lo tanto esto debe de terminar. Por lo tanto la voluntad Politica deberia de estar por encima de cualquiera de otros muchos intereses ocultos. Por lo tanto la Educación,desde los Colegios, Institutos, Universidades,Asociaciones Culturales y ciudadanas, habria que crear conciencia de la realidad que nos va a tocar, sí al Socialismo, sí a la Democracia participativa,no al Neoliberalismo,no al mercantilismo que todo lo corrompe, no a las manipulaciones de la información,sí a la realidad y la verdad contractada….

    Responder
  2. Gran artículo sobre esta evidente maniobra electoral del PP….

    Saludos

    Mark de Zabaleta

    Responder
  3. conchitalloria

     /  24 julio, 2011

    Nadie que no sea culpable dimite. Justo por eso tardan en hacerlo, porque eso demuestra su culpabilidad. No ha podido ocultarlo, y lo sentaban en el banquillo. Pero si fuese inocente, no dimitia. No necesita que el papa le santifique, tienen la confesión para ser perdonado. Evidente que los votantes del PP en Valencia tambien lo encumbraron, nos dijeron a todos, "la corrupción no pasa factura en el PP". Ese es su fuerza y su poder. Son muchos los que no condenan la corrupción, porque son los mismos que no condenan gobiernos corruptos, la dictadura de Franco, ¿por qué pedir lo que no van a ofrecer? Jamás pediran perdón.

    Responder
  4. Hola Jerónimo.

    Tu articulo, tiene mucha textura, " conciencia" Incluso catedráticos, no saben lo que es.

    Estamos desarrollando un manifiesto un grupo abierto " Ética Política y Ciudadanía" nos gustara, al igual que he invitado a Aber Ros, participaras.

    eticapoliticayciudadania@gmail.com

    Responder

Responder a Jerónimo Mu&n Cancelar respuesta