• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

Las palabras

Con tan solo  159 tweets 11.500 seguidores a día de hoy. El producto de Jack Dorsey mira con asombro al recién nacido perfil @conrubalcaba.
Las palabras son el aliento que necesita el enfermo para paliar su dolor mientras llegan los efectos curativos de su medicación. A través del discurso, se construye la emoción. La palabra reparó los ánimos rotos en la América de Bush. La marca Obama consiguió, mediante la oratoria clásica de la tribuna y los ecos globales de las redes sociales, conseguir la unión desde la cohesión emocional y atesorar el nobel de la paz.
El poder de la palabra ha sepultado decádas de dictadura ante la sombra del faraón. El texto articulado en cientos de blogs consiguió romper el maleficio de la sumisión y tejer las cadenas de la libertad. 

Stéphane Hessel plantó la semilla de la indignación. ¡Indígnaos! ha servido para unificar la voluntad social y limar las distancias de miles de ciudadanos al acecho simbólico de la desesesperación. Una vez más, la palabra ha sido el ladrillo de la acción.
El químico de la Moncloa ha sabido conjugar oratoria e ilusión. El discurso ha cohesionado el jarrón agrietado e insuflado el adhesivo necesario a una izquierda huérfana de partido. "Escuchar, hacer y explicar", la fórmula del diálogo democrático.
¿Dónde estaba el Estado del bienestar, la bronca a los bancos, el "tirón de orejas" a los ricos y la esperanza de los pobres?, ¿Cuándo la derecha ha cuestionado a sus clientes de partido: bancos, iglesia y patronal?, ¿Cuándo Rajoy y los suyos han hecho una concreción en siete años de oposición?

Las palabras de Rubalcaba han sentado la premisas teóricas de la ilusión. A través de sus palabras, la izquierda ha vuelto a oír los términos probables de su discurso. Se ha hablado de bienestar, se ha dado el "tirón de orejas" a los bancos. Los pobres, aquellos que tienen clarísimo que nunca votarán a la derecha , han sentido en sus oídos las palabras que necesitaban para recuperar su identidad política.
La R de Rubalcaba ha sustituido la Z de Zapatero. Ya no vale el discurso demagógico y maquiavélico de "la culpa fue de..", ni "abandone el gobierno señor Rubalcaba".  Ante la ausencia de recursos dialécticos, la  marca  Rajoy  pondrá "toda la carne en el asador" para que se convoquen elecciones anticipadas. Elecciones anticipadas para evitar que el tren de la "crisis" pase y pierdan la oportunidad ansiosa de gobernar.

Deja un comentario

8 COMENTARIOS

  1. conchitalloria

     /  11 julio, 2011

    Creo que el tiempo sabra valorar la educación y el coraje igual que la humildad de Zapatero. En el mundo de lobos, nadie alaba a los corderos.

    Pero se lo reclame de muchas formas al presidente. Los ciudadanos de izquierdas se sintieon perdidos. No eran capaces de entender todo lo que se tenía que hacer, y se sentian huerfanos ante el acoso de la derecha. En un correo le dije que parecian los votantes socialistas como esas personas maltratadas que nadie salia en su defensa. Zapatero tomando medidas sin dar las explicaciones que se necesitaban, dejaron al ciudadano en manos de la destructora derecha, solo escuchaban ese mensaje, esas palabras.

    Por eso bienvenidas esas palabas ilusionantes, palabras realistas, pero que luchen y defiendan un programa social, porque no todos queremos ser iguales ni creemos que todos los politicos son iguales, por suerte para la izquierda. Y claro que piden elecciones. No tienen tiempo de destruir al nuevo candidato.

    Responder
  2. Pues mira, Abel, yo del "químico de la Moncloa" no espero milagros. Ni siquiera fórmulas magistrales de química. Quizá, mejor así.

    Para una regeneración, limpieza y oxigenación de las esencias de lo socialista y lo obrero del PsoE, lo mejor que podría ocurrirle es que se quede en la oposición por 4 añitos.

    Mientras se está gobernando no se atiende a la esencia del partido, que falta le hace meditar, reconsiderar, hacer balance y ver que si hacemos lo que dicen que hacen constantemente los del extremo-centro (viajar hacia el centro) nos iremos alejando de esos votantes (entre los que me incluyo) que le hemos hecho un ostensible llamado con el voto en blanco o en nulo, en las pasadas elecciones del 22-M.

    Eso es lo que opino yo humildemente. ¿Estaré equivocado?

    Saludos,

    Responder
  3. Jacinto Martin-Prat

     /  12 julio, 2011

    YO SIENTO SER NEGATIVO, PERO ES UN BLA,BLA,BLA, AL QUE NOS TIENE ABURRIDOS LOS SOCIALISTAS:¿PORQUE NO HIZO NI UN "POQUITO" DE ESO MIENTAS ESTABA EN EL PODER? CON PALABRAS BONITAS NO SE LEVANTA NADA. HOY LOS MERCADOS HAN IDO A POR ITALIA (7º POTENCIA MUNDIA) MAÑANA O PASADO NOS TOCARÁ A NOSOTROS ¿QUE VAS A HACER ESE DIA CONRUBALCABA?…

    Responder
  4. francisco

     /  12 julio, 2011

    Herrera, quizas tengas razon en ciscunstancias normales. Pero con lo que se nos viene encima La derecha Catalana que se tenia por una derecha moderada y sensata ha engañado a sus electores demostrando que es tan radical como el PP. Y la pinza de I.U.por otra parte, otro partdo decisivo que tambien ha traicionado a sus militantes nunca mejor dicho" Que viene el lobo" aunque el Psoe tenga culpa con lo que le esta pasando.Rubalcaba se juega mucho si no intena cumplir con lo que esta prometiendo.Ante el peligro de que el raquitico bienestarsocial acabe por desaparecer, yo creo que Rubalcaba y el posible nuevo Psoe estan mejor preparados para defenderlo.

    Responder
  5. El gran error cometido por ZP fue el ignorar la crisis justo cuando se podían haber tomado algunas medidas " a tiempo". No hay que olvidar que los economistas del Banco de España ya alertaron al Ministro Solbes por escrito en el año 2006…

    Saludos

    Mark de Zabaleta

    Responder
  6. pet

     /  14 julio, 2011

    Yo siempre he creido en el socialismo ,y mientras nadie me presente otra alternativa,seguiré haciéndolo a pesar de sus errores,creo que tantoZP Como RUBALCABA son honrados y con todos sus defectos siguen apostando por lo públco aunque a veces y muy en contra de sus deseos hayan tenido que adoptar medidas que no habrian querido,pero eso también les honra,y estoy segura que en cuanto esta "maldita crisis" pase ello serán los que puedan ayudar a ls más necesitados,del pp no s puede esperar eso sería absurdo pensarlo.

    Responder
  7. Jota

     /  15 julio, 2011

    Lo único que quieren tanto Psoe como PP es governar. Que triste que no entiendan nada de nada, todo ha cambiado, pronto se daran cuenta que no hacen falta ni partidos ni líderes para cambiar las cosas. La población ya no escucha a unos políticos que solo tienen ansias de poder y de ocupar un escaño para decir luego que representan a unos pocos y que cada vez serán menos los representados. Dejadlo ya y despertad! El movimiento real está en las calles, en los cafes, en las escuelas, hospitales, … Ya no se puede parar. Unios a anonymous! Informaos, participad y cread una verdadera democracia, donde no se oprima a las clases medias y bajas, donde el control del país no lo tengan los mercados, donde los medios de comunicación no sean unas comidas de coco partidistas. El cambio serà con, o sin vosotros. "Somos anonymous, somos legión, no perdonamos, no olvidamos,… esperadnos!!!"

    Responder
  8. dolores martinez lop

     /  18 julio, 2011

    Me temo que sólo ha ilusionado a algunos del partido. Hay una gran mayoría que está de acuerdo con el 15-M y que no ha oído con gusto lo de que va a hacer una política continuista respecto a la de Zapatero. "Algunos cambios" no es lo que quiere la mayoría, y no veo a Rubalcaba haciendo un programa tan drástico como el que la gente espera. Esperaremos a la presentación de su programa. Si su programa es neoliberal ganará Rajoy que no tiene votantes sino fieles, y que le votan haga lo que haga. Pero la izquierda es crítica, y entre abstenciones y voto a otros partidos… Puede que gane Rajoy incluso con mayoría absoluta debido a los votos en blanco, que habrá muchos. Y digo yo, ¿Preferirá el PSOE ceder el poder al PP antes que renunciar al neoliberalismo? La respuesta me temo que es SÍ. Pero no porque yo lo diga, sino porque lo veremos desgraciadamente.

    Responder

Responder a francisco Cancelar respuesta