• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

Las manzanas

Aunque sean disciplinas distintas, la Ciencia Política y la Economía guardan grandes similitudes. Ambas ramas del conocimiento pertenecen a las ciencias sociales; utilizan la estadística como herramienta de apoyo y, usan la "tarta" – en sentido metafórico – para explicar los fenómenos políticos y económicos. Mientras en Economía existen empresas y consumidores, en Ciencia Política convergen partidos y votantes. Mientras en la primera hay mercados de productos, en la segunda hay elecciones y programas. En sendas corrientes se utilizan herramientas de marketing para vender las propuestas y, en ambas hay estrategias similares para conquistar cuotas de mercado. Dicho esto, si leemos: "El arte de la guerra", obra escrita por Sun Bin, – estratega militar chino -, allá por el siglo IV antes de Cristo; nos daremos cuenta que tales disciplinas – la Economía y la Ciencia Política – guardan, al mismo tiempo, paralelismos con las estrategias militares. Al fin y al cabo, la lucha por liderar los mercados es una cuestión de estrategia militar donde entran en juego: las debilidades y fortalezas del enemigo, así como las oportunidades y amenazas del entorno. Solamente, quienes ostentan puntos fuertes y oportunidades son los que sobreviven y gobiernan los mercados, los países.

Artículo completo en Diario Información

Deja un comentario

3 COMENTARIOS

  1. Excelente exposición !

    Saludos

    Responder
  2. Torres Hernández Paulina

     /  7 diciembre, 2014

    Al leer el artículo se me ha venido a la mente el tratado político escrito por Marx y Engels, me refiero al Manifiesto del Partido Comunista, en donde se habla de la relación que existen entre las ideas y formas sociales con la economía, es decir, el materialismo histórico. He recordado este tratado pues al hablar de elecciones y partidos, así como de los que ofrece cada candidato, Marx y Engels nos dicen al respecto que todo eso se basa en el sistema de producción existentes. Entonces, si queremos cambiar el presente, tenemos que cambiar el sistema de producción.

    Muy buen artículo.
    Saludos!

    Responder
  3. Julián Serrano

     /  8 diciembre, 2014

    Me ha gustado el artículo. Muy bien explicado. Sólo he de decir que el PSOE , como el PP, son vendedores que han agotado su crédito y que será difícil que la gente vaya a comprar manzanas donde siempre les han engañado y , por manzanas de segunda les daban manzanas podridas. El éxito de podemos es la esperanza de que quedan manzanas de segunda en el mercado y parece que muchos se conforman con esta posibilidad que contrapone la de comerlas con bichos o pasar hambre.

    Responder

Deja un comentario