• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

Tizas rotas

El Informe PISA le ha venido como un "cordial" al extertuliano de la SER, para vender su ilusión a las víctimas de su cocina. Según el ministro de educación – o sea, Wert – la Lomce servirá para que en los próximos informes, la Hispania de su jefe no se halle situada entre las últimas de la cola. Visto así, desde el prisma de la derecha, los resultados educativos son – como no podían ser de otra manera-  las consecuencias "nefastas" del periplo zapaterista. Lo peor de todo esto – decía Gregorio, el tío de "la Paca" – es que siempre habrá por ahí "algún que otro tonto suelto que creerá, como un borrego,  las bobadas del ministro". Desde "El Rincón de la Crítica", debemos analizar con ojos búho las luces que siembran las sombras educativas. Debemos analizar tales luces – les decía – para que la "ignoracia colectiva" no caíga en la torpeza de retóricas baratas, arrojadas desde Génova.

Más en Diario Siglo XXI

Deja un comentario

1 COMENTARIO

  1. Antes de Zapatero los informes Pisa ya eran malos pero con Zapatero el PP encontro al tonto del pueblo a quien cargarle todos los males. Hasta de su propia corrupción es culpable ZP.

    Responder

Deja un comentario