Entrada anterior
Entrada siguiente

La toga

Quién se lo iba a decir al hombre que se sienta en el banquillo que iba a terminar en él. El magistrado que desde la guarida de su ventana veía todos los días amanecer mientras tejía con los hilos de su memoria los perpuntes de su toga. La misma toga negra que debilitó los tentáculos de ETA y puso piedras en las rutas internacionales de la droga.  Aquella túnica de la Audiencia Nacional que quiso ajustar cuentas con los crímenes de su pasado pero se vio salpicada por los perfumes malolientes de la envidia. La capa de Baltasar, aquella que calentó la tranquilidad en las víctimas del terror, se deshila por los mismos errores de  la aguja que cosió las juntas de sus costuras.

Hoy nuestras vergüenzas han vuelto a ser el titular en el qué dirán internacional. Una vez más, la palabra  España ha sido adjetivada por el surrealismo de su línea editorial. El juez Baltasar Garzón, el hombre que quiso unir con el lápiz de la honradez los puntos discontinuos de la ética, ha sido juzgado por saltarse los protocolos interpretativos de la ley. Las supuestas escuchas "ilegales" bajo los barrotes de la prisión han edificado la jaula de hierro de su profesión. Las pepitas de la Gürtel han sido las causantes de esta sin razón. Las mismas pepitas de aquella sandía que este mismo juez investigó y hoy ponen fin a la historia política de Camps.

Llora la túnica del juez la ausencia de su portavoz. La misma toga herida que quiso ir más allá en el esclarecimiento de la verdad por los crímenes del franquismo pero sufrió su rotura por los cuchillos afilados de la política. Las mismas siglas que entorpecieron su función y dejaron escapar con el disfraz de la mentira a Pinochet. Hoy es un mal día para el Juez. Un día nefasto para los avances democráticos de este país y la calificación suspensa de su poder judicial. Hoy somos  la carcajada extranjera de los “españoles son así”.

¿Dónde está el sentido de la justicia cuando la ética no tiene cabida en los aposentos de la ley?, ¿dónde está la justicia cuando por prevaricar se entiende proteger delitos contra las instituciones públicas de este país?, ¿por qué le llaman violación del derecho de defensa cuando su fin fue la protección?, ¿dónde está la razón cuando dejamos sin voz al buen actor?, ¿dónde está…?

Son estas preguntas, y no otras,  basadas en el sentido común de todo mortal,  las que invitan a la denuncia pública de este linchamiento literal. Cacería  por querer acertar en la ética y resbalar en el error. Son estas cuestiones las que deterioran la percepción social de la toga judicial e invitan al ciudadano a clamar justicia en la España azul del trapicheo, de la vista gorda y del dinero negro.

Deja un comentario

6 COMENTARIOS

  1. rosa

     /  19 enero, 2012

    Precisamente porque ha destapado la corrupción política del PP…Precisamente porque ha desarmado a ETA, con lo bien que le venia al PP para atacar al gobierno del PSOE (véase el llamado "caso Faisán")…Precisamente porque ha querido lavar el buen nombre de las víctimas del Franquismo…y precisamente porque era famoso y este penoso país nuestro tiene como el peor de sus pecados la cochina envidia…se sienta ahora en el banquillo ante un tribunal lleno de magistrados colocados ahí por las fuerzas mas reaccionarias de este país…Si, finalmente lo consiguen apartar del ejercicio de la Justicia ( así, con mayúsculas),no es que nos vayan a criticar internacionalmente,no es que vayamos a quedar como los españolitos imbéciles que siempre hemos sido…es mucho peor: el Estado de Derecho en nuestro país habrá quebrado definitivamente y por mucho tiempo…con el trabajo que nos costó llegar a él !!…Una vergüenza.

    Responder
  2. Creo que los ciudadanos han sido manipulados con la imagen de este juez que, evidentemente, siempre hizo de su capa un sayo…¿Que ha tenido éxitos contra ETA? Han sido muchos quienes han luchado contra el terrorismo con verdadero riesgo y nunca han aparecido en los medios de comunicación para apuntarse los éxitos.

    La Justicia debe ser para todos respetando las leyes. Y un juez no debe ser la excepción, porque entonces sí haríamos el ridículo a nivel internacional…

    Saludos

    Responder
  3. rosa

     /  20 enero, 2012

    Hombre Mark…independientemente de que Garzón sea un juez "estrella",no me negarás que está en el banquillo por todo lo dicho en los comentarios anteriores, xd !!…porque es posible ( y digo solo posible,porque lo desconozco) que haya algún defecto de forma en su investigación…pero en esos casos,simplemente,se desestiman las pruebas así obtenidas y punto.Lo que no es de recibo es que se le acuse penalmente,es una clara persecución política porque incomoda a demasiada gente, incluídos muchos de sus "compañeros" de profesión,y se trata de quitárselo de en medio.Insisto,una vergüenza.

    Responder
  4. No parece que el supuesto delito cometido por este juez lo sea cuando lo "comenten" otros jueces.

    Responder
  5. Ciudadano raso

     /  21 enero, 2012

    Muy fuerte todo esto. Afortunadamente Europa reacciona:

    http://moourl.com/0ns4z

    Responder
  6. Eugenio

     /  9 febrero, 2012

    Soy chileno. El juez Garzón siendo español, fue el único capaz de mantener “bajo garrotes” por casi un año y medio en Londres al mayor criminal que tuvo Chile. Fuera de eso este sanguijuela murió en su cama, dejando miles de muertos y desaparecidos. Él (GARZÓN) se caracterizó por las causas “discutidas”, pero justas. Persiguió a aquellos que se han creído dueños de la “verdad” y ahora lo han vencido. Pero, esa verdad que el defendió de una u otra forma sale a flote. Y es la que está siendo expresada como clamor en todo el orbe, indignados, estudiantes, en general es en contra los abusadores, que en sí, son los mismos de siempre, donde uno vaya.

    Responder

Deja un comentario