Entrada siguiente

La izquierda azul

El bote de pintura azul lanzado desde la izquierda de Cayo a la fachada roja de Vara ha salpicado el atuendo paradójico de la democracia.
Después 28 años de gobiernos progresistas, la alfombra roja de Extremadura ha sido sustituida por los tonos azules de una derecha en minoría.  Con solo dos comunidades en poder de la  "rosa", la caída del bastión socialista por el voto abstencionista de la izquierda, ha terminado de romper el jarrón agrietado de los indignados.
La influencia de Lara y Llamazares no ha servido de nada para poner coherencia en la "tierra de los toros". Ante la mirada atónita del "voto útil" de los engañados, la "oreja del toro" pasa a las manos del popular Morago.
La zacadilla  de  IU a la marca socialista será castigada, probablemente dentro de doce meses, por aquellos votantes que movidos por los efectos negativos de la abstención acudieron a su cita con las urnas el 22-m, a votar progreso y se encontraron con la coronación de lo contrario.
Desde la crítica, al margen de la legalidad de la aritmética electoral de las investiduras;  debemos cuestionar la deontología política de los partidos y  reflexionar sobre la ética kantiana de las élites.
¿Es coherente  llamar a la "no abstención del sobrerano" para impedir gobiernos de derecha y, por otro lado, no levantar la mano, para otorgarle el testigo a la derecha?
¿Es coherente decir "por activa y por pasiva" que no se dejará gobernar a la derecha y con los votos fuera de las urnas se otorgue el voto pasivo a una derecha en minoría?
¿Es coherente que el señor Escobar, líder de la izquierda extremeña, defienda que lo mejor para la "tierra de los conquistadores" sea una mayoría relativa de la derecha?
¿Es coherente que se rompa el matrimonio IU-PSOE en un escenario temporal de coyuntura política adversa, cuando la senda histórica siempre ha sido marcada por  la mayoría de las ideologías por encima de los partidos?
Una vez más,  acciones como estas demuestran que es más coherente y "útil" para los votantes de izquierda abstenerse en las urnas que otorgarle el beneplácito de la "abstención indirecta" a las élites rojas en pro de las azules.

Deja un comentario

7 COMENTARIOS

  1. A pesar de todo no podemos abstenernos, por mucho que nos defrauden. hay que darles la patada en el culo pero desde la izquierd y dentro de la izquierda. Si no lo hacemos el azul parará a ser perpetuo en vez de temporal.

    Responder
  2. francisco

     /  20 junio, 2011

    Que hce aun Cayo Lara de coordinador, si nadie le hace caso.Estos politicos deberian empezar a escuchar al movimiento 15-M, y hacer verdaderas politicas de izquierdas.

    Responder
  3. Es la incoherencia política por antonomasia…y "la vocación del político de carrera (IU ¿?) es hacer de cada solución un problema" (Woody Allen)

    Tiempo al Tiempo !

    Saludos

    Mark de Zabaleta

    Responder
  4. conchitalloria

     /  20 junio, 2011

    El mal uso de la libertad produce estos efectos. Ser libres no es hacer lo que quiero, sino hacer lo que debo desde nuestra comprensión de la vida.. Si eres de izquierdas, con valores democraticos reales, de una busqueda lenta pero sin pausa de lo que es el camino que nos lleva a la justicia, sabiendo que solo desde la libertad se puede obtener esos objetivos reales, sí eso se realiza, se exigira mejorar todas las estructuras de la izquierda, pero uno sabe que los poderes reales de la sociedad no quiere cambios, y ya lo han demostrado a lo largo de la historia. La guerra civil es solo un ejemplo del resultado de los cambios sociales, que la clase privilegiada no podia consentir.

    Por eso izquierda unida, muchos de ellos y los movimientos 15M, nada de esto saben o no quieren saberlo. Por eso ayudan a que gane la derecha.

    Responder
  5. Inma

     /  20 junio, 2011

    Buena crítica.

    Hoy me quedo con el video de Gabilondo: las derecha es lista; la izquierda es tonta. Nunca una afirmación fue más cierta. La derecha española siempre es cohesionada. La izquierda abstencinista y dividida. La socialdemocracia nunca termina de creerse lo que puede hacer.

    Un saludo

    Responder
  6. En todo caso, también nos podemos preguntar qué hizo el PSOE para ganarse el rechazo de las bases de IU. ¿Recurrimos a su complicidad para las iniciativas legislativas en la presente legislatura? ¿Acaso no preferimos refugiarnos en CC, CiU o PNV?

    El PP es la derecha; el PSOE, en la presente legislatura, también. Lo sucedido nos puede molestar pero, ¿tenemos motivos?

    Responder
  7. Fátima

     /  21 junio, 2011

    Desde Málaga.

    Ya los de IU van diciendo que aqui en Andalucia harán lo mismo que en Extremadura si se tercia, ya han perdido mi voto, votaré a Griñán.

    Responder

Deja un comentario