• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

Ramo de rosas

Sin crisis mediante otro gallo hubiera cantado en la presunta victoria de Don Mariano Rajoy. En dos derrotas consecutivas en su lucha constante por la Moncloa, el ciclista de Compostela ha resistido a fuerza de pedaleo las críticas destructivas de su partido. Por fin, el discípulo de José María podrá dedicar a aquellos que en su día le cuestionaron cuando estaba inmerso en la soledad de sus fracasos.
La medalla de oro ha tenido que esperar siete años para ser colgada en el dórsal azul de Rajoy. El beso de Esperanza en la mejilla de Mariano, sonará como un crujir de dientes en las noches frías de Santiago.

Artículo completo en la página 10 de Santiagosiete

Deja un comentario