• Categorías

  • Suscríbete

    Escribe tu correo electrónico:

  • Comentarios recientes

  • Archivos

Entrada anterior
Entrada siguiente

Corrupción “made in PP”

La estrategia sistemática de descrédito de la marca ZP y la ausencia de alternativa y propuestas ante los problemas económicos que atraviesa el país, ponen en evidencia los rasgos distintivos del posible cambio de ciclo político que arrancará con el preámbulo de las municipales.
La incrustración en el ideario colectivo de la ecuación pp igual a dinero pone en evidencia la desesperación de miles de parados que ante la pérdida de la fe en la lógica de los mercados, ponen sus creencias y confianza en un probable gobierno de corte neoliberal, o dicho de otro modo, más mercado y menos Estado.
Con diez listas electorales manchadas por miembros imputados por casos de corrupción, el Partido Popular pone en evidencia la demagogica como cualidad ingrata del "hacer político".
La música orquestada por Aznar con el "váyase señor González" consiguió calar en la opinión pública la correlación PSOE y corrupción. Los paralelismos históricos se repiten pero con la losa de la crisis económica internacional.
La trama Gürtel o, dicho de otro modo, las presuntas empresas al servicio de la élite empresarial popular y las supuestas redes de financiación irregular no han hecho reflexionar a la opinión pública de la osadía del señor Camps y los suyos que con la mancha de la "cuestión de todo ladrón" siguen aferrados al sillón y a las silenciosas paredes de la corrupción.
Los chorros de tinta que se han dedicado a las tramas corruptas del PP no han servido para romper el estigma de "manos rotas y corruptos" incrustrado en la memoria colectiva.
La destitución del Juez Baltasar Garzón por las supuestas escuchas ilegales en torno a la corrupción de la bancada popular nos hace reflexionar sobre las paradojas y la "independencia del poder judicial nacional".
El posible cambio de ciclo político vendrá abanderado por políticos "a priori cuestionados", pendientes de saldar sus deudas con la justicia. Políticos en espera de plazos y declaraciones para contarles a supuestos jueces independientes dónde "han metido la mano" y que supuesto dinero de "sucio recorrido" han llevado en sus bolsillos.
La lógica de los ciclos económicos y la correlación casual "decrecimiento económico igual a gobiernos progresistas" llevará a la Moncloa al dos veces perdedor Rajoy y los suyos para, al igual que en tiempos del señor Aznar, la inercia de los mercados les haga merecedores de colgarse la "medalla de la victoria".
La receta más mercado y menos Estado, tan abanderada por la corriente del "aznarismo" llevó a España a la cima de un país de riqueza ficticia pero acompañada de un anémico Estado del Bienestar.
La reducción del despido de 45 días a 33 días por año de servicio, en la era de Aznar,  consiguió dismininuir las cifras de la EPA a aquellos que hoy en "barras de bares"  hablan incrédulos y critican las indemnizaciones de sus despidos.
La crítica a los famosos "400 euros" de ayuda a los desempleados que han agotado su prestación pone en perspectiva diacrónica comparada el recorte y "tijeretazo" que "en época de vacas gordas" hizo el señor Aznar a las clases medias de este país.
El crecimiento de la inseguridad ciudadana por la reducción drástica de la Oferta de Empleo Público en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en beneficio de la seguridad privada, es un ejemplo más, de entre muchos del "saber hacer popular".
La factura de la crisis internacional finalizará con el cambio de ciclo político actual y la llegada del señor Rajoy a la Moncloa para poner en práctica las recetas de corte neoliberal que tanto sirvieron para crear "nuevos ricos"  y "nuevos pobres en derechos sociales".

Deja un comentario

8 COMENTARIOS

  1. Artículo interesante, al que podríamos añadir la frase de Antonio Gala "Los políticos honrados se quitan de en medio cuando cae sobre ellos la sospecha".

    Un cordial saludo

    Mark de Zabaleta

    Responder
  2. No aprendemos. La historia es cíclica, como la economía pero seguimos adelante sin echar la vista atrás y no estaría mal hacerlo de vez en cuando. Sólo añadiría una puntualización a lo que has escrito: zapatero ha colaborado lo suyo en facilitar la vuelta del PP al poder. Veremos si es posible evitarlo pero cada uno debe ser responsable de sus actos.

    Responder
  3. inma

     /  26 abril, 2011

    ABEL, magnifico artículo. ¿No serás andaluz?. Lo digo porque te ha salido una tono irónico-critico de los más andaluz.

    No se puede decir más claro. Sólo añadir que les dejen, que gobiernen a ver cómo solventan el tema del desempleo.

    Lo que es inadmisible es el tema de la corrupción, ayer leí en El Plural, que Ana Mato, con infinidad de pruebas en su contra, no será citada a declarar porque los "presuntos" delitos han prescrito. Esta señora era la que no se enteraba de que en su cohcera habia un jaguar; que la comuníon de su hijo la pagaban los gurtelianos, etc.

    Lo de Camps, otro tanto; En la Copa del Rey, no sé si la viste, me resultó curioso ver el palco: El Rey, Leire Pajin y Vicente Rambla, es que está implicado en la trama y va en las famosas listas.

    Un saludo

    Responder
  4. Abel Ros

     /  26 abril, 2011

    Los indicios de corrupción de cualquier político mancha la sustancia democrática de cualquier país. La corrupción política de países suramericanos son la muestra de marcos semidemocráticos caracterizados por la desconfianza. La corrupción en pleno siglo XXI nos recuerda al bipartidismo de finales del siglo XIX donde la figura del "cacique" y "el pucherazo" fueron también transmitidos por Galdós a través de una de sus obras maestras "Miau".

    Es indignante, como diría Stephane Hessel que en contra de toda deontología profesional y al amparo de un marco legal permisivo con estas acciones, se presenten en listas electorales, señores y señoras "con la honestidad manchada de sospecha". La crítica del artículo ha sido directa y dura, de corte andaluz como dice Inma en su comentario, con todos mis respetos a los andaluces desde mi tierra, Alicante.

    Un abrazo, Abel Ros.

    Responder
  5. Emiliano Padilla

     /  5 mayo, 2011

    El problema es que al haber jugado durante tanto tiempo al bipartidismo, la gente busca la solución a sus problemas en solo dos o tres partidos, dada la falta de formación política de un pueblo alimentado a base de telebasura… Y si el PSOE está aplicando una política neoliberal, hay quienes piensan que para esa política mejor cambiar a los verdaderamente neoliberales, que al menos tendrá el apoyo del capital.

    No tiene explicación que Zapatero se haya hecho el harakiri de esta forma tan burda y no haber sido capaz de resistirse un poco ante los mandatos de Bruselas… Dignidad numantina… ¡Con lo que sufrimos en tiempos de Aznar y el trabajo que nos costó echarlos gracias al manejo impresentable que montaron con los atentados y lo de la guerra de Iraq y que vuelvan los mismos, implicados además como dices en tu artículo en todas las tramas de corrupción posibles! ¿Qué tipo de política van a aplicar gente así?

    Rebelemosnos. La juventud tenéis la llave. Votemos a partidos no implicados hasta ahora, verdes, ecologistas u otras alternativas solidarias que surjan. Elaboremos alternativas desde la base y sobre todo lancémonos a la calle el día 15 de mayo a mostrar nuestro desacuerdo con este mundo y que esta acción no sea solo puntual, sino el inicio de una nueva etapa hacia esa DEMOCRACIA REAL que tantos y tantas buscamos.

    Responder
  6. tinerfeña

     /  23 mayo, 2011

    Vamos a ser gobernados por delincuentes y ladrones,en que mierda de pais vivimos que votan por el PP un partido lleno de gentuza que solo saven robar y mentir que hasco me da ser Española con gentuza gobernando el pais

    Responder
  7. maria

     /  21 julio, 2011

    Pobre Camps, mira que no querer declararse culpable. Por lomenos se hubiera quedado en el poder, ahora si que se ha declarado culpable, pero el sigue erre que erre, que es inocente. Pero mira que es cuco Rajoy, calladito cuando le ha interesado, como ZP no ha adelantado las elecciones, pues ha tenido que obligar a Caps, a dimitir. Pero claro, no ha sido obligado, ha sido voluntad propia. Ya sabemos que este personaje es !MU HONRAO

    Responder
  8. Creo que del desastre en que nos ha sumido el neoliberalismo no nos saca ninguna de las medidas que se están tomando en le Europa derechona, esperemos que los movimientos de los Indignados proliferen y pongan en su sitio a todos estos politiquillos de medio pelo que lo único que saben es esquilmar la naturaleza y los bolsillos de los menos favorecidos y de paso forrarse ellos y todos sus adláteres.

    Responder

Deja un comentario