Entrada anterior
Entrada siguiente

Lecciones andaluzas

Mientras conocidos y allegados lloran en Andalucía por el cadáver de UPyD, en el hospital postelectoral se hallan en estado crítico los exsocios de Susana. En el campo de batalla, entre el polvo de los caballos, se encuentra el cuerpo moribundo del Partido Popular. Por su parte, las filas socialistas mantienen sus efectivos después de la contienda; los mismos que lucharon, hace tres años, a las órdenes de Griñán. Mientras las medidas abusivas del gobierno de Rajoy han pasado factura a su anfitrión de Andalucía (Juanma Moreno), el caso de los ERE no ha causado mella en el electorado socialista. No la ha causado, como digo, porque el PSOE ha logrado el mismo resultado, que obtuvo con José Antonio en el 2012; cuando no existía Podemos, ni las siglas de Rivera. Desde la garita de Génova, don Mariano mira con recelo el triunfo de "la hija del fontanero", Susana Díaz. Lo mira, queridísimos lectores, porque teme a que los resultados de Andalucía, sean el toque de queda para abandonar La Moncloa.

Artículo completo en Diario Información

Deja un comentario

1 COMENTARIO

  1. Muy bien expresado…
    Ya sabes: “La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros”….

    Saludos

    Responder

Deja un comentario